Parásitos: thriller tragicómico y “muy” familiar

El cineasta coreano Bong Joon Ho ha definido Parásitos como una película rara, una película de estructura vertical y también una “come-tragedia familiar”, curiosa expresión creada por el equipo de marketing del film. Siendo la última de las obras de un cineasta con enorme capacidad para sorprender, la película no resulta tan rara como personal y también muy singular en su desarrollo, transitando por los géneros y la multiculturalidad, pese a sus señas de identidad o su idiosincrasia local, coreana hasta la médula. Es como si desde el mundo asiático hubiera nacido para ser apreciada en la cuna europea del cine de autor, objetivo, de ser así, plenamente cumplido con su triunfo en Cannes, la Meca del “cine raro” o si se prefiere, del cine que desafía siempre a los convencionalismos, y su presencia en las “perlas” del festival de San Sebastián. 

DESCARGAR EL ARTÍCULO COMPLETO EN PDF


Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *