«Green Book», road movie y comedia racial

Una historia basada en hechos reales, en torno al azaroso viaje que une al compositor de jazz y virtuoso pianista afroamericano, descendiente de jamaicanos, Don Shirley (1927-2013) y un hombre de raza blanca y ascendencia italiana, Tony Lip, un tipo rudo que se desenvuelve en los ambientes mafiosos del Bronx, contratado como chófer y guardaespaldas del músico durante una gira de conciertos por el Sur de los Estados Unidos. Aunque en la película no se haga referencia a ello, pues los hechos son anteriores, este segundo personaje, interpretado por Viggo Mortensen, representa al más tarde actor de la serie Los Soprano Frank Anthony Vallelonga (1930-2013) descubierto en 1972 para la gran pantalla por Francis Ford Coppola en un pequeño papel de El padrino, inspirado en el personaje real de Tony Lip, así le llamaban cuando trabajaba como gerente de un pequeño night club de Copacabana.  En Green Book, como en la serie televisiva, la realidad sirve de trasfondo social a una comedia racial para el gran público, que hace de los diálogos y la situación las claves dramáticas de un permanente ejercicio de confrontación.

DESCARGAR EL ARTÍCULO COMPLETO EN PDF

Atención, el análisis del film puede desvelar aspectos relevantes de su argumento

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *