“Yo, Tonya”, las dos versiones de un escándalo

Se ha escrito que la patinadora americana sobre hielo Tonya Harding fue la primera en su país, la segunda del mundo y una de las seis en toda la historia, en lograr la pirueta conocida como triple Axel, en el año 1991. Denominado así en honor a su inventor, el noruego  Axel Pausen (en Viena, 1982), el salto consiste en un giro de 1260 grados (tres y medio giros completos sobre sí mismo) patinando hacia adelante y cobrando el impulso con el pie contrario al de la caída. La proeza no tuvo en cambio el reconocimiento que cabía esperar, porque su protagonista no gozaba de la necesaria simpatía del público debido a sus modales barriobajeros, su ausencia de un estilo glamouroso según los cánones de la actividad. Pero mucho más allá de un simple problema deportivo, la historia de Tonya Harding esconde una vida personal muy turbia y un gran escándalo, señalado como uno de los más vergonzosos de la historia del deporte.

 DESCARGAR EL ARTÍCULO COMPLETO EN PDF 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *