«Brawl in cell block 99»: Brutal rectitud

Aún sin contar, desde hace ya tiempo, con el prestigio crítico y el apoyo popular, el cine fantástico es fuente constante de propuestas seductoras que debemos revisar. Sitges es cita habitual de filmes de todo tipo, de los cuáles muchos no acaban llegando a ninguna parte. En el año 2015 emergió, con mucho aplauso crítico y popular – galardonado con el premio al mejor director- un poderoso nombre propio que ha venido para quedarse: el guionista y realizador Steven Craig Zahler. Su debut, Bone Tomahawk, fue una revelación explosiva e inesperada. Filme divertido aunque melancólico, estimulante mezcla de géneros que aunaba el western con costumbrismo de carretera y ocasionales pero explícitas muestras de violencia extrema.

Un artículo de Néstor Juez Rojo

DESCARGAR EL ARTÍCULO COMPLETO EN PDF 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *