“Timecode”, el arte de atrapar los tiempos muertos

El cortometraje de Juanjo Gómez Peña se ha convertido, gracias a la acumulación de premios y por méritos propios, en uno de los sucesos más relevantes del año cinematográfico nacional. Más allá de la humildad de la propuesta, el film merece un espacio para la reflexión, que nos ayude a explicar las razones para tan amplia aceptación internacional.

“En cuerpo y alma”, corazas de la inocencia

Oso de Oro a la Mejor Película en el último Festival de Berlín, el film narra la historia de María, nueva supervisora en un matadero de Budapest, que debe afrontar los cotilleos y rumores sobre ella. De la soledad y el refugio en el estricto apego a las normas, pasa a abrirse a su jefe, un hombre tranquilo al que comienza a conocer… Almas gemelas, se sorprenderán de compartir los mismos sueños… que tratarán de convertir en realidad.

“Verónica”, el triple espejo del miedo

Madrid, años 90. Inspirada en el extraño caso Vallecas, aún sin resolver, la película se centra Verónica, una adolescente que tras hacer una ouija con unas amigas, es asediada por presencias sobrenaturales que quieren hacer daño a su familia. Dirigida por Paco Plaza, autor de las películas de REC, ha sido una de las películas más esperadas del año entre los seguidores del género…

“Detroit”, la ficción al rescate de la realidad

En el contexto de los terribles enfrentamientos de la comunidad negra con la policia en Detroit, en el mes de julio de 1967, se produjeron los hechos el llamado 12th Street Riot. Una noche de terror en el que diez jóvenes negros y dos mujeres blancos sufrieron palizas y humillaciones por parte de un grupo de policías marcados por la xenofobia.

Mrs Fang, morir sin dignidad

El cineasta chino Wang Bing obtuvo el permiso de los familiares de una mujer de sesenta y ocho años, enferma de Alzheimer, para filmar los últimos diez días de su agonía, que incluyen el propio momento de su muerte. Es un docudrama filmado en planos largos y densos donde una anciana cadavérica espera postrada en una cama la llegada de la parca, rodeada de familiares que asisten impasibles a uno de los más desangelados y lóbregos films jamás filmados.

Maudie, una historia diferente

Como cualquier persona vulnerable, discapacitada, necesitada de cariño, que lucha por un sueño, que tiene un talento escondido, seres como Maudie existen no sólo en las películas sino también, por cientos, en la vida real: nadie se fija en ellos, nadie se emociona con sus desventuras, nadie se emociona con sus emociones, nadie vive con ellos la identificación y las sinergias que nos ofrecen las grandes y las pequeñas pantallas. Pero son carne de cañón.

Sieranevada, un claustrofóbico laberinto humano

La cámara, atrapada como el resto de los personajes, deambula de un lado para otro, trillando el espacio, recorriendo los rincones de personaje en personaje, en un ejercicio de estilo que a veces recuerda al camarote de los hermanos Marx, versionado en tragicomedia rumana, con el sello muy personal de Cristi Puiu. Hay un horror al vacío, y una vacuidad plena.

Dunkerque, tres historias de una batalla

Tan polémica como cualquier otra película de Nolan, que esta vez hace una incursión en el cine bélico atendiendo a motivaciones personales: su propio abuelo, fallecido en la batalla de Dunkerque: “crecí con esta historia”. Un sello personal para un film impresionista, con tres historias de diferentes diacronías que confluyen en el campo de batalla.

“El viajante”, agresión, ética y venganza

El largometraje narra la historia de una pareja en la treintena, intelectualmente inquieta y aún sin hijos que, tras el desastre del edificio quebrado, se encuentra sin hogar. La relación también se verá en peligro de desmoronamiento a causa de una tan inintencionada como ineludible dificultad para la comunicación: una constante en la filmografía de Farhardi.